domingo, 16 de octubre de 2011

Filtración, equipos de filtrado antes del sistema de fertilización..


Al sistema de filtrado no se le da la importancia que tiene, es el elemento más importante del cabezal de riego. En la mayoría de los casos es necesaria la instalación de equipos de filtración antes del sistema de fertilización.
Cabezal de riego: conjunto de elementos destinados a filtrar, tratar, medir y suministrar el agua a la red de distribución, está formado por los siguientes elementos:
Grupo de bombeo: dota al agua de la presión necesaria para alcanzar el punto más alejado de la red. Puede formar parte del cabezal o estar alojado en un lugar independiente. Hay casos en los que el agua llega a la instalación a través de una red de riego a la demanda, con la presión suficiente, no siendo entonces necesaria la estación de bombeo.
Sistema de filtrado: es el componente principal del cabezal, y está compuesto por distintos tipos de filtros con los que se pretende eliminar las partículas y elementos que lleva el agua en suspensión y que pueden ocasionar obturaciones en cualquier parte de la red de riego, principalmente en los emisores.
Equipo de fertirrigación: de mayor o menor complejidad, básicamente su función es añadir fertilizantes, microelementos, fitosanitarios, etc al agua de riego.
SISTEMAS DE FILTRADO.
La obturación de los emisores es el problema más importante de los sistemas de riego localizado. Suele producirse por partículas minerales (arena, limo, arcilla), partículas orgánicas (algas, bacteria, restos de plantas o animales), y sales precipitadas que provienen de los fertilizantes añadidos, o las que están presentes en el agua de riego. Si se producen obturaciones, el coste de mantenimiento de la red será mayor, la duración de los componentes de la instalación se verá reducida y el agua de riego se aplicara con menos uniformidad.
Para evitar las obturaciones se colocan una serie de filtros en el cabezal. Si el agua de riego viene cargada con gran cantidad de sólidos en suspensión, entonces hay que realizar un prefiltrado a la entrada del cabezal. Para realizar el prefiltrado se utilizan uno o más hidrociclones, pero si el agua llega sin presión al cabezal entonces se utilizan los depósitos de decantación.
Una vez que las partículas más gruesas se han eliminado, el agua pasa por el equipo de filtrado y queda lista para su distribución por la red (si hay equipo de fertirrigación, los inyectores añadirán antes los elementos que hallamos programado al agua de riego). Si el conjunto de filtros está en paralelo, la capacidad de filtrado será la suma de las capacidades de cada uno de ellos, y si están en seria será la del filtro de menos capacidad. Una vez conozcamos la capacidad de filtrado, sabremos cuantos filtros hay que instalar en paralelo o en serie atendiendo al caudal que va a circular por la red. Los filtros más usuales que se instalan antes del equipo de fertirriego son:
Hidrociclones.
Si el agua proviene de un pozo, puede llevar partículas de arena y limo por lo que deben colocarse uno o varios hidrociclones a la entrada al cabezal o la balsa para eliminar estas partículas sólidas. La pérdida de carga en los hidrociclones está en torno a 0,3 – 0,5 bar y se mantiene constante con el tiempo sin depender de la suciedad que haya acumulado. Es el único filtro que no debe sobre dimensionarse para que el agua alcance la velocidad adecuada y la limpieza se realice eficazmente. A continuación del hidrociclón se instala el equipo de fertirriego (si no es necesario un filtro de arena) y posteriormente los filtros de mallas o anillas.
Se observa como el agua rechazada por el hidrociclón se incorpora a un deposito de decantación para que precipiten los sólidos y poder utilizarla.
Filtros de arena.
Si el agua procede de un embalse o deposito, el agua lleve algas, bacterias y otras sustancias orgánicas en suspensión. Son depósitos llenos de arena o grava por la que circula el agua, dejando las partículas. Tienen una gran capacidad de acumulación de suciedad. Cuando están limpios generan una pérdida de carga entre 0,1 – 0,35 bar, su lavado debe realizarse cuando la diferencia de presión entre la salida y la entrada sea de 0,5 bar. La arena a utilizar debe ser silícea, uniforme y con un tamaño igual al paso del agua en el emisor, Los filtros de arena no deben instalarse después del equipo de fertirriego para evitar que proliferen microorganismos en la arena. Siempre después de los filtros de arena se colocaran filtros de malla o anillas.

No hay comentarios: