viernes, 12 de febrero de 2010

Publicación muy interesante, SINAC. Guía de Desalación: aspectos técnicos y sanitarios en la producción de agua de consumo.


Introducción práctica a los procesos de desalación y la forma de garantizar la salubridad del agua producida mediante estas tecnologías. La desalación es el proceso de separación de minerales disueltos (sales) y otras sustancias indeseables contenidas en las aguas salobres o marinas, para convertirlas en agua adecuada para el consumo humano, agua apta para uso industrial o agrícola.

Guía de Desalación: aspectos técnicos y sanitarios en la producción de agua de consumo, acceso guía pdf.

Las tecnologías más utilizadas a nivel mundial, son la desalación mediante plantas de membranas semipermeables –en particular mediante ósmosis inversa–, y la destilación.
En España, actualmente se utilizan mayoritariamente los sistemas de membranas semipermeables de ósmosis inversa (OI), no así en los países de oriente próximo, donde la técnica más utilizada sigue siendo la destilación (evaporación), mucho más costosa desde el punto energético.

A lo largo de la guía se describen detalladamente las principales técnicas de desalación, poniendo especial interés al pretratamiento o el postratamiento, en los que es preciso tratar el agua mediante procedimientos físico químicos modificando sus características y su calidad, con la finalidad de adecuarla al proceso de desalación al que se somete, o para su potabilización y distribución como agua de consumo humano.

Otro aspecto relevante que se trata en la guía, está referido a los productos de construcción y a las sustancias químicas empleadas en los procesos de desalación. A fin de orientar tanto a las autoridades competentes, a los gestores de las plantas, como a los productores y suministradores de productos y materiales, se establecen unas recomendaciones y unos criterios básicos para su selección y para que estén correctamente documentados ante una eventual inspección sanitaria.

Otro aspecto de gran relevancia es la limpieza de las membranas. Se ofrecen diversas recomendaciones para llevarlas a cabo de la forma más segura y adecuada posible.

Se dedica un capítulo completo a la prevención de incidencias en las plantas de desalación, otorgando especial importancia a los aspectos sanitarios.

Tampoco se dejan de lado los aspectos medioambientales y por último, parte del texto se dedica a ofrecer recomendaciones prácticas de como conseguir que el agua desalada respete la calidad legalmente establecida en el Real Decreto 140/2003.

Fuente iAgua.es

No hay comentarios: