sábado, 6 de febrero de 2010

Instrumentos de medida utilizados en los enarenados de Sol Poniente. Tensiómetro, bomba de succión, termometro, higrómetro, solarímetro...

Es indispensable para poder llevar un manejo adecuado del cultivo tener instalados dispositivos para tomar medidas de los distintos parámetros que influyen en el cultivo, tanto para la programación del riego y fertilización, ventilación, humidificación, etc...

Medida del agua del suelo: Tensiómetros. La utilización del tensiómetro nos da información relativa al estado hídrico del suelo, cuanta menos tensión mayor humedad en el suelo, lo normal es estar entre 10 y 25 cbar y no bajar de 5-8 cbar una vez finalizado el riego para evitar encharcamiento. En cultivos de pepino lo normal es regar cuando el tensiómetro llega a 15-17 cbar en tomate y berenjena 24-27 cbar, se recomienda utilizar tensiómetros de baja tensión y alta precisión de 0 a 40 cbar, lo ideal es poner uno de 6 pulgadas y próximo otro de 12, se tiene mayor información del nivel de distribución del sistema radicular. El mejor tensiometro que he probado hasta la fecha es el de irrometer.

 
Medida de la conductividad del suelo o del agua del suelo: Existen dispositivos que miden la conductividad del suelo de forma directa, pero la lectura tiene una interpretación incierta. En un suelo enarenado esta mañana he tomado la conductividad con uno de estos dispositivos como se puede ver en la imagen, dando una lectura de 1458 microS/cm. También he tomado una muestra de agua del suelo con una bomba de succión realizando la succión a -30 cbar, a la solución resultante de la succión le he medido la C.E y pH dando 5,43 mS/cm = 5430 microS/cm de Conductividad y 9,17 de pH. Yo personalmente me fiaría más de la sonda de succión.

 
 

Medida de la conductividad y pH del agua de riego: Se mide con un conductivímetro y un pHmetro, como se muestra en la imagen superior. En el caso de utilizar fertirrigación, lo normal en enarenado en sistemas de riego localizado, lo recomendable es medir el agua de riego antes de aplicar la fertilización y medir la solución que sale por el gotero. Se ajusta la fertilización en función del análisis del agua de riego, se mide la conductividad del agua de riego para confirmar que el análisis esta bien, a la solución que sale por el gotero también se le mide la conductividad para comprobar que es la que nosotros esperábamos incorporar, en el caso de no ser la esperada, ajustar la fertilización de nuevo (suele pasar a menudo, mal cálculo de fertilización, sondas de conductividad del autómata de riego desajustadas...) es muy recomendable hacerlo de vez en cuando.

Medida de la temperatura del suelo: No es que sea una medida imprescindible pero nos da una idea del poder de amortiguación termica de nuestro enarenado. En el suelo enarenado de la imagen ayer la temperatura minima fue de 17 grados por la mañana y la maxima de 20 a medio día. El termometro instalado es el que normalmente se monta en las redes de tuberias de calefacción por agua caliente, se ha comprobado que funciona correctamente con un dispositivo digital. En otro suelo enarenado que he tomado la temperatura este medio día, con el dispositivo digital, apenas llegaba a 15 grados. La temperatura del suelo varia mucho dependiendo del tipo de suelo enarenado.

Medida de la temperatura y humedad del aire: Nos da una idea de cuándo ventilar y refrigerar. En muchos invernaderos se instalan sistemas de humidificación, más o menos tecnificados, y en estos días se están poniendo en funcionamiento. La humedad relativa dentro del invernadero ha llegado a ser hoy del 30% y después de los días de nublado las plantas lo sufren mucho. Teniendo instalado un sistema de humidificación que funcione relativamente bien es raro que se baje del 50% de H.R. Lo ideal para medir la temperatura y humedad relativa o absoluta de forma instantanea es un termohigrómetro, pero lo que más se utiliza son los termómetros de máxima y mínima con higrómetro incorporado (analógicos y digitales).



Medida de radiación solar y dióxido de carbono: No se suelen utilizar mucho en los invernaderos comerciales más en los de investigación, en la imagen se muestra un medidor de radiación, un medidor de dióxido de carbono y un termohigrómetro. Si el nivel de dioxido de carbono es bajo poco se puede hacer, ventilar, a no ser que se tenga instalado un sistema de incorporación, muy raro. Si la radiación es baja, no se instala iluminación artifial a no ser que el cultivo sea lo sufientemente rentable, planta ornamental, flores...

 
  

Tengo que agradecerle a mi buen amigo Francisco Cano (HIMARCAN), el rato que ha echado conmigo esta mañana. 

 

Información recopilada por Gabriel Giménez Crespo, Técnico SLAR CC RR Sol Poniente, más info mailto:crsolponiente@gmail.com

No hay comentarios: