sábado, 9 de agosto de 2008

Mantenimiento del suelo agricola, Complejo húmico.

EL SUELO AGRÍCOLA, ESTRUCTURA DEL SUELO.

COMPLEJO ARCILLO-HÚMICO.

Mantener en el suelo una cantidad de humus adecuada (entre el 1,5 y el 2 %) es esencial para conservar su fertilidad, proporcionando las siguientes ventajas:

- Aumenta la compacidad de los suelos arenosos y disminuye la de los arcillosos, manteniendo el suelo esponjoso.
- Aumenta la capacidad de retención de agua en el suelo.
- Aporta elementos minerales, como nitrógeno, fósforo, potasio y oligoelementos.
- Aumenta la actividad biológica del suelo.
- Al formarse complejo arcillo-húmico, aumenta la capacidad de cambio de iones del suelo (capacidad de intercambio catiónico).
- Mantiene el fósforo en estado asimilable por las plantas, tanto en los suelos ácidos como en los básicos.
- Favorece la absorción por la planta de los nutrientes.
- Los ácidos húmicos ejercen una acción estimulante sobre el crecimiento de las raíces (complejo de bioestimulantes naturales).

Balance húmico del suelo:

- Se debe procurar que este balance esté equilibrado, aportando al suelo la materia organica-humica destruida por la mineralización.
- La tasa anual de mineralización depende en gran medida del tipo de suelos de que se trate; así:

•En los suelos ligeros (franco-arenosos) la destrucción de humus se realiza a un ritmo del 2 al 3 % anual.
•En los suelos fuertes (franco-arcillosos) el ritmo es del 0,5 al 0,7%.
•En los suelos ácidos la mineralización es muy lenta.
•Los suelos bien labrados tienen una mineralización más rápida que los deficientemente labrados.


Coeficiente isohúmico (K1):

- Es la cantidad de humus formada a partir de un kg de materia seca de un determinado producto que se aporta al suelo.
- Valores de K1:
•Estiércol bien hecho (compostado adecuadamente) 0,50
•Estiércol con paja 0,20-0,40
•Paja enterrada sin abonar 0,08-0,15
•Paja enterrada con abono nitrogenado 0, 1-0,30
•Forraje verde 0,20

El calcio en el suelo:

Es muy importante mantener en el suelo un nivel adecuado de calcio (del 2 al 3 o/oo de calcio intercambiable en suelos ligeros, arenosos, y 2 ó 3 veces más en suelos pesados, arcillosos) es fundamental para regular la estructura y propiedades físicas del suelo.
Aportar calcio al suelo supone:
- Incrementar la formación del complejo arcillo-húmico, (intercambio Na-Ca) tan importante para la mejora de la estructura del suelo y para la fijación de los iones aportados en la fertirrigación.
-Aumentar la actividad biológica de los suelos.
- En suelos pesados, disminuir la compacidad de la tierra, aumentando su permeabilidad al aire y al agua.

Los datos proporcionados en esta entrada son meramente a nivel informativo de los socios-comuneros de la Comunidad de Regantes Sol Poniente, para mayor información consulte a su técnico de confianza o al Servicio de Asistencia al Regante de la Comunidad de Regantes Sol Poniente, crsolponiente@gmail.com.

Datos recopilados por S.L.A.R CC.RR. Sol Poniente.

No hay comentarios: